Hormesis: Entrenamiento contra el envejecimiento


Ya comentamos por aquí con anterioridad que la única intervención demostrablemente efectiva para retrasar el envejecimiento es la conocida como restricción calórica, la reducción de la ingesta de calorías en la dieta sin caer en la malnutrición.  También advertíamos que los supuestos beneficios de una dieta baja en calorías para los humanos estaban aún lejos de estar bien asentados. Ni siquiera la generalización en la que repetidamente caemos de que este efecto se reproduce en muy distintos organismos, desde la levadura hasta los mamíferos, está libre de matizaciones y excepciones. Pese a todas estas premisas de precaución necesarias, son muchos los laboratorios de investigación y las compañías farmacéuticas interesadas en este fenómeno.

La primera cuestión que muchos se preguntan es ¿por qué reducir las calorías prolonga la vida? Por el momento desconocemos con certeza la solución a esta pregunta, pero se ha propuesto que esta mayor longevidad es una respuesta adaptativa a la escasez de alimentos, algo frecuente en la naturaleza, y que lleva a los organismos a ralentizar todas sus funciones, una especie de entrada en letargo, modo ahorro o hibernación, a la espera de tiempos más benévolos de comida abundante que ofrezcan mayores garantías de éxito en la reproducción.

Sin embargo, esta posibilidad no satisface a muchos investigadores. Otra explicación alternativa se basa en el fenómeno conocido como “hormesis”. En toxicología, se entiende por hormesis al (de la Wikipedia) “fenómeno de respuesta a dosis caracterizado por una estimulación por dosis baja y una inhibición para dosis altas”, o lo que es lo mismo, una respuesta positiva estimulada por una muy pequeña dosis de algo que a dosis mayores tiene un efecto negativo. Piensen en el efecto de ciertas medicinas (de las de verdad, no en las homeochuches), antibióticos, venenos, etc. La respuesta de un organismo al estrés provocado por la falta de calorías puede ser protectora frente al daño inducido durante el proceso de envejecimiento. Algunos han llegado a poner nombre y apellidos a los mediadores de este proceso en el caso del retraso del envejecimiento por restricción calórica.

Investigadores liderados por Michael Ristow en el Instituto de Nutrición de la Universidad de Jena, en Alemania, propusieron hace unos años que la inducción de estrés oxidativo, normalmente asociado al envejecimiento, como consecuencia de la falta de glucosa en la dieta de los gusanos C. elegans, resulta en una respuesta de protección, precisamente, frente a ese estrés oxidativo, y es esa respuesta la que termina protegiendo al gusano del envejecimiento. Por así decirlo, la restricción calórica podría suponer una especie de entrenamiento que nos sitúa enfrente de un problema a escala menor, para que sirva de sparring con el que ponernos en forma y ensayar los golpes que nos servirán para derrotar a su primo de zumosol, el envejecimiento. Una consecuencia derivada de estas observaciones es que el tratamiento antioxidante impide esta protección, lo que resulta perjudicial en términos de protección frente al envejecimiento, un dato experimental más en contra de los perjudiciales (como ya vimos aquí), y no por ello menos de moda, antioxidantes.

Referencias:

Schulz, T., Zarse, K., Voigt, A., Urban, N., Birringer, M., & Ristow, M. (2007). Glucose Restriction Extends Caenorhabditis elegans Life Span by Inducing Mitochondrial Respiration and Increasing Oxidative Stress Cell Metabolism, 6 (4), 280-293 DOI: 10.1016/j.cmet.2007.08.011

12 thoughts on “Hormesis: Entrenamiento contra el envejecimiento

  1. Buen artículo, Gracias Manuel!!
    Me gustaría mucho, saber tu opinión sobre el alargamiento de los telómeros inducido por el TA-65. que dicen es la gran esperanza de la eterna juventud.

    • Muchas gracias Gabriel. Del TA-65 hace tiempo que vengo recibiendo preguntas y siempre he prometido entrar en ello detalladamente en el futuro, pero a este paso se pasará la moda y no habré escrito nada. A ver si saco un rato y me pongo …
      Un saludo,
      Manuel

  2. Manuel, creo que el ayuno intermitente también retrasa el envejecimiento, aunque no se ha realizado tantos estudios como en RC. Te he enviado un comentario relacionado con ayuno intermitente en tu “Conferéncia sobre la semana de la ciencia”.
    Estoy leyendo “La biblia contra el cáncer” del oncólogo David Khayat y algunas de sus recomendaciones me dejan confundido porque creo que no están suficientemente probadas. En los diez alimentos mejores contra el cancer pone en primer lugar el zumo de granada y en segundo la cúrcuma. Me gustaría saber tu opinión.
    Gracias, Julián

    • Efectivamente Julián, el ayuno intermitente es capaz de retrasar el envejecimiento también. Lo curioso es que lo hace sin reducir globalmente la cantidad de calorías, puesto que consiste en ayunar en días alternos, permitiendo que las comidas sean sin restricción, y por tanto llegando a compensar las carencias del día de ayuno. Se desconoce por el momento cómo está mediado molecularmente. También existen estudios relativos al efecto sobre cáncer y terapia del cáncer.
      Empezando ya por el título, pura superchería y charlatanería. El conocimiento científico no se difunde mediante libros de títulos llamativos sin base experimental sólida que los apoye. Si se escriben libros diciendo que se van a dar consejos efectivos con efectos extraordinarios es que se está en frente de un timador.
      Un saludo,
      Manuel

  3. Sin enbargo parece una persona seria y fue responsable del Plan Nacional francés contra el Cancer de 2002 a 2007. ¿De quien nos podemos fiar entonces? .
    Respecto a la cúrcuma los habitantes de Okinawa la consumen abundantemente sin aparentes efectos secundarios.

    • Hola Montse, sí, yo también lo vi por twitter, seguí el link a la noticia y vi que era un artículo del NewScientist recogido por Quo sobre unos comentarios de una posibilidad de que a lo mejor quizás. No hay un artículo publicado en una revista seria, hay poco que comentar. Si llega a publicarse, entonces empezará el proceso de validación por otros investigadores que intentarán reproducir los resultados y comprobarlos en sus laboratorios. Se harán estudios clínicos suficientemente amplios y con garantías y si se superan todos los requisitos y se satisfacen todas las pruebas, se podrá comercializar anunciándolo como efectivo sin ninguna duda.
      Como ves es un camino largo y costoso. Habrá que ver si pasa con éxito por él, o incluso si a la compañía que lo quiera desarrollar le interesa o puede permitírselo.
      Un saludo,
      Manuel

  4. He leído el artículo de Quo y pulsando en el link de alimento genético nos envia a un artículo de newscientist: ” genefood: a wrinkle in foof and drug regulation”.
    En el comentan que los alimentos que alteran los genes deberían incluirse en la categoría de medicinas.
    Sin embargo dicen que estas cápsulas son reguladas como un cosmético y por tanto Uniliver no tendría que realizar ensayos rígidos y costosos.
    Un saludo, Julián

  5. Muy buenas,
    acabo de leer su artículo sobre hormesis, artículo al que he llegado buscando información sobre la microinmunoterapia y su principio de funcionamiento que podría estar basado precisamente en este fenómeno. ¿Qué opina sobre este tipo de terapia?
    Saludos, Raúl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s