Todo lo que siempre quiso saber sobre el resveratrol y no se atrevía a preguntar 2


El resveratrol es una fitoalexina, es decir, un compuesto antimicrobiano que se sintetiza y acumula en plantas en altas concentraciones, como respuesta a agresiones como las causadas por infecciones bacterianas o fúngicas, y que ayudan a limitar la dispersión del patógeno. Químicamente, es un polifenol, pertenece a un grupo de sustancias químicas caracterizadas por la presencia de más de un grupo fenol por molécula. Pertenece a la familia de los flavonoides, una extensa familia de polifenoles (otros miembros de la familia son las antocianidinas, los flovonoles, las flavonas, las isoflavonas, etc) sintetizados por muchos vegetales (como el té, los pimientos, las manzanas, las cebollas, las legumbres, etc) y que han sido objeto de estudios en relación con los efectos saludables de las dietas ricas en frutas y verduras. El propio resveratrol había sido estudiado previo a su ascensión a los cielos del olimpo de productos antienvejecimiento, por sus posibles efectos beneficiosos para la salud.

Pero lo que marcó un cambio drástico en su popularidad fue el anuncio, a bombo y platillo, con focos y cámaras, por parte del científico de origen australiano David Sinclair, en la actualidad co-director de los “Paul F. Glenn Laboratories for the Biological Mechanisms of Aging” en Harvard Medical School, de sus supuestos efectos prolongadores de la vida. ¿En qué se basaba Sinclair para adjudicar dichos efectos antienvejecimiento al resveratrol? Todo empezó en el 2003 con una publicación nada menos que en la revista Nature, en la que Sinclair describía su hallazgo de que el resveratrol era un potente activador de las sirtuinas y mimetizaba el efecto de la restricción calórica prolongando extraordinariamente la longevidad de la levadura, Saccharomyces cerevisiae. ¿Pero qué son las sirtuinas y en qué consiste la restricción calórica?

Clive McCay
Clive McCay

La intervención más efectiva en el retraso del envejecimiento de organismos muy diversos es la restricción calórica, consistente en reducir la ingesta de calorías en la dieta sin caer en la malnutrición. Desde los años 30 del siglo pasado, y comenzando con los trabajos de Clive McClay de la Universidad de Cornell, quien demostró que ratas alimentadas con dieta baja en calorías vivían hasta el doble que el grupo de ratas alimentadas ad libitum (es decir, sin restricciones y hasta saciarse), la investigación en restricción calórica y su efecto en longevidad ha experimentado una enorme popularidad. Son muchos los distintos organismos en los que se ha podido demostrar un efecto positivo de la restricción calórica sobre la longevidad. Pese a ello, algunos investigadores han criticado los famosos estudios con ratas y ratones, indicando que en realidad lo que demuestran es que la alimentación en laboratorio de los animales de experimentación no es la adecuada y termina causando problemas de salud y muerte prematura. Según éstos, reducir la ingesta de alimento sitúa a los animales en una contexto más próximo a la realidad que encuentran en la naturaleza. Más aún, según algunos trabajos, la restricción calórica no es beneficiosa en todas las cepas de ratones y cuando se realiza un estudio exhaustivo con un elevado número de ratones de diversas cepas, lo que se observa es que no se produce un beneficio generalizado, e incluso se puede observar un perjuicio para la salud provocado por dicha restricción calórica.

En cualquier caso, los supuestos beneficios de la restricción calórica no están aún demostrados en humanos y podrían ser poco más que modestos en lo relativo a prolongar la vida. No obstante, estos prometedores resultados de laboratorio han convencido ya a algunos hasta el punto de someterse a la tiranía de la balanza y la calculadora en lugar predominante en la mesa, junto a tenedor y cuchillo, en la convicción cuasi-religiosa, de que han encontrado el camino de la verdad hacia la vida eterna. Esta práctica no presenta pocos problemas, puesto que restringir el número de calorías, especialmente en las personas de edad avanzada, supone un grave riesgo de pérdida de masa muscular y ósea, lo cual puede ponerles en una situación de debilidad a tener en cuenta. Por ello conviene ser cautos con este tipo de intervenciones que juegan con la dieta y pueden resultar más perjudiciales que beneficiosas.

¿Restricción calórica?

Pese a todas estas dudas sobre la efectividad de la restricción calórica prolongando la vida, y tras los primeros resultados espectaculares que mostraban la maleabilidad del proceso de envejecimiento en organismos modelo, la investigación biomédica ha tratado de dilucidar el mecanismo molecular responsable del beneficio sobre la salud y la longevidad de la restricción calórica, aportando nuevos datos interesantes cada día, pero también generando disputas y desencuentros entre la comunidad científica, a cuenta de cuáles son las vías de señalización responsables de llevar a cabo la prolongación de la vida tras restricción calórica. El interés comercial es evidente; si supiésemos qué moléculas y qué rutas son las importantes, podríamos lanzarnos a encontrar/desarrollar fármacos que mimeticen el beneficio de la restricción calórica, sin dejar de atiborrarnos a hamburguesas y pizza (según los más críticos con esta aproximación), o sin someterse a unas dietas peligrosas e inviables (según los más favorables). Algunos investigadores apoyan la implicación de la ruta de la insulina en este efecto, otros hablan del estrés oxidativo generado por el exceso de calorías, muchos se decantan por el papel protagonista de la familia de las sirtuinas, … Tanto es así, que recientemente asistimos en la revista Science a un interesante debate a cuenta de una publicación previa en la misma revista, de un artículo de revisión sobre las vías moleculares conservadas a lo largo de las distintas especies e implicadas en el incremento de la longevidad por restricción calórica. Los autores de dicha revisión especularon con las posibles vías que podrían ser responsables de ese beneficio, obviando sorprendentemente la vía de las sirtuinas, para desagradable sorpresa y enojo de no pocos destacados investigadores, que en respuesta decidieron escribir una carta de protesta a la revista Science. ¿Quiénes son estas debatidas sirtuinas?

Lenny Guarente

Las sirtuinas son una familia de genes que codifican enzimas con actividad deacetilasa (eliminan el grupo acetilo que en ocasiones se añade a algunas proteínas para modular su actividad) y con ello son capaces de alterar la actividad de muchas proteínas con distinta función en la célula. Un conjunto de proteínas cuyo estado de acetilación es especialmente importante para determinar su función, es el de las histonas, proteínas que se asocian al ADN (la molécula que porta la información de la vida) y regulan el grado de “accesibilidad” a la información genética y con ello la expresión o no de ciertas regiones genómicas. En levadura, los genes SIR, y en particular el gen SIR2 (de “Silent mating type Information Regulation 2”), fueron señalados como capaces de aumentar de manera espectacular el periodo de vida cuando se aumenta de forma experimental su expresión. Este trabajo se llevó a cabo fundamentalmente en el laboratorio de Lenny Guarente, del MIT, con la destacada participación de los entonces estudiantes de doctorado, Brian Kennedy y Matt Kaeberlein, ambos en la actualidad en la Universidad de Washington de Seattle. Una serie de artículos en revistas de primer orden avanzó de manera rápida durante el cambio de milenio, en el establecimiento de la importancia de las sirtuinas como deacetilasas que controlan el silenciamiento de ciertas regiones del genoma que se expresan durante el envejecimiento celular. Se identificó además al balance NAD+/NADH como modulador de la actividad de SIR2 y se estableció a SIR2 como el mediador del efecto prolongador de la longevidad causado por la restricción calórica en la levadura. El citado balance NAD+/NADH se ha propuesto como un reflejo de la actividad nutricional de la célula por lo que, cerrando el círculo, la restricción calórica altera el balance NAD+/NADH celular, lo que deriva en la activación de las sirtuinas, que modifican el estado de acetilación de las histonas (y otras proteínas diana), y con ello se favorece el patrón transcripcional “joven” frente a “viejo”. Todo ello en levadura, pero los análisis posteriores elevaron aún más el entusiasmo, puesto que SIR2 está conservado (tiene genes que parecen ser parientes más o menos cercanos) en todos los organismos analizados hasta llegar incluso al ser humano. Esto sugería que un mecanismo básico de la vida, el del control del envejecimiento, podía existir en organismos muy alejados evolutivamente. Algo así facilitaría enormemente nuestro entendimiento del proceso de envejecimiento y nos permitiría ensayar fácilmente terapias y productos que lo retrasen. ¿Han respondido las sirtuinas a las expectativas creadas?

(Para ver la primera entrada de esta serie, ir aquí)

25 thoughts on “Todo lo que siempre quiso saber sobre el resveratrol y no se atrevía a preguntar 2

  1. Lo que me preocupa de este producto milagro es que no se haya aplicado sobre ratones de laboratorio y se haya comprobado su efecto real. Probablemente se habrá hecho, pero si no se han publicado resultados es que ha sido un fiasco.

    Saludos y felicitaciones por el blog.

  2. ahora si que estoy preucupada …me recomendaron resveratrol pues vivo una menopausia prematura por mala praxis medica….y me dijeron queme podria ayudar ..pero debo ayudarme aconservar la masa osea no perderla!!! y la masa muscular pues igual…entonces lo que he loeido me preucupa….debo dejar de tomar reesveratrol????

    • Hola Susy, gracias por el comentario. No me atrevería a dar ningún consejo sobre salud. Y menos sobre un producto que no ha sido probado. ¿Por qué cree que el resveratrol le podría ayudar? No conozco ningún estudio que lo indique. El resveratrol no es ningún producto farmacéutico por lo que se vende libremente sin seguir ningún control farmacológico ni ha sido sometido a tests de eficacia para ninguna indicación. Consulte con un médico.
      Un saludo,
      Manuel

  3. Tuve oportunidad de escuchar al endocrinólo argentino Carlos Graschinsky hablando sobre el tema del envejicimiento celular y recomendando el producto Reveratrol, en casos de enfermedades como el cáncer, metabólicas, etc.
    Creo que esa es la parte más importante: el demorar el envejecimiento celular actuando como antioxidante. El retardo en el aparecimiento de las arrugas puede ser una consecuencia. Realmente me pareción muy interesante la charla, mas cuando es un profesional que lo abala y cuya especialidad tiene mucho que ver con todo eso.

    • Gracias por el comentario Nelly. Siento estar en total desacuerdo con usted y con su “pretendido” experto que tiene toda la pinta de no ser más que uno de los múltiples charlatanes que difunden falsedades por todos los sitios. Creo que en la serie de entradas de este blog dedicadas al resveratrol podrá encontrar más sobre los fundamentos de este producto y sobre la falsedad de las afirmaciones que lo rodean.
      Gracias y un saludo,
      Manuel

  4. El Dr. Graschynski(creo se escribe asi) lo recomendo como un poderoso antioxidante que traeria las virtudes del vino tinto y como tal, lo de antioxidante, ayudaria a reducir el colesterol, trigliceridos y serviria como protector vascular por su accion antiinflamatora de las arterias………este mismo Dr. recomida el Omega3 en gotas y anteriormente el Reduce Fast Fast (que no se que resultados acarrea, ya que no padezco obesidad y no lo consumi). Si el Omega 3 y mis niveles de colesterol bajaron en un 15% el total paso de 220 a 190……..
    me interesaria saber si tiene algun riesgo el consumo de Resveratrol
    Y respetuosamente saber que titulos posee el que hizo este blog y que estudios cientificos avalan todo lo que aqui expresa, ya que sin dudar de la buena fe a veces es malinterpretada la conclusion protocolar de los estudios cientificos

    • Gracias por el comentario Alfredo Elíptico. Desconozco quién ese tal doctor que citas ni a qué se dedica si cuáles son sus cualificaciones. Quién soy yo y cuáles son las mías las puedes encontrar fácilmente en este mismo blog. Estás totalmente en lo cierto cuando dices que mucha gente malinterpreta las conclusiones de los estudios científicos. Por eso me decidí a hacer este blog, para que la gente tenga acceso al verdadero conocimiento científico sobre este apasionante campo.
      Te invito a que leas el blog y así puedas encontrar respuestas a tus preguntas.
      Un saludo,
      Manuel

  5. Alguien me puede decir si se conocio alguna CONSECUENCIA negativa ? y cuales y donde? hay estadistica? porque se sigue vendiendo? quien avala a los laboratorios? Gracias. Lleven de Balvanera

    • Lleven, en este mismo blog puedes encontrar alguna información sobre efectos negativos. Se encontraron cuando se utilizó un compuesto similar al resveratrol con interés farmacológico en un ensayo clínico: http://wp.me/pU6vc-1I
      No quiere decir que su uso en personas sanas tenga el mismo efecto, pero da idea de que no tiene por qué ser inocuo del todo ni en todas las personas o situaciones. El problema es que su venta como suplemento alimenticio hace que no sea obligatorio hacer un estudio en profundidad de sus efectos, ni positivos, ni negativos. Basta con que no exista ninguna evidencia anterior de que el consumo de esa sustancia esté relacionado con efectos graves y evidentes para la salud. Si el resveratrol está presente en la uva y llevamos mucho tiempo comiendo uvas sin que haya evidencia de que cause problemas, pues adelante. Claro, eso no quiere decir que el consumo de resveratrol aislado y concentrado diario sea lo mismo, pero es que esto, de nuevo, no es un fármaco. Nadie obliga a quien vende resveratrol o cualquier otro suplemento alimenticio a pasar esos controles estrictos que sí se le exigen a los medicamentos. Por cierto, tampoco se le exige que demuestre que tenga ningún beneficio. La venta con apariencia de fármaco hace que la gente se confunda y piense que realmente esto es un medicamento comprobado y seguro, pero no es así.
      Un saludo!

  6. Buenas Tardes Manuel, quería consultarle que opina de los hidrolisados o lisados de bases proteicas animales (bovinos) y sus aminoácidos naturales derivados (Isoleucina, leucina, fenilalanina, Taurina, metionina, histidina, etc). En este momento estoy consumiendo un hidrolisado de timo, glóbulos rojos, medula osea, músculo, placenta, riñón, glándula mamaria y ovario. Este hidrolisado me lo recomendaron para los efectos de la menopausia, evitar sofocos, etc…..Me siento bastante bien, pero tal vez me sentiría igual sin tomar el hidrolisado, no lo se. Me gustaría mucho conocer su opinión al respecto. Muchas gracias. Saludos.

    • Erika, no he seguido el link. Simplemente viendo que el dominio de la web se llama “medicina biológica” ya he tenido suficiente para saber que se trata de charlatanería y magufada mas. Lo siento, estoy muy ocupado como para gastar ni un segundo en bobadas inventadas. Un saludo.

  7. Gracias Manuel, su comentario lo considero muy importante…..no sabía que el término “medicina biológica” hace referencia a charlatanería…lo tendré en cuenta. Muchas gracias.

  8. Soy de Argentina y aqui se consigue la pastilla con 50mg de resveratrol y aconsejan 1 por dia, pero en USA hay de 250mg y aconsejan tomar 2 por dia (osea 500mg por dia.
    Cual seria la dosis diaria aconsejable? espero me ayudes.

  9. hola entonces para acabar pronto usted nos aconseja no tomar el resveratrol por ningun motivo ya que en lugar de beneficios nos perjudican saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s