Cómo montar una clínica “anti-aging”


[tweetmeme source=”fuentejuventud”]

Con los tiempos de crisis económica que corren, uno debe agudizar el ingenio para encontrar su oportunidad de desarrollo económico y laboral. Por eso, es en tiempos de crisis cuando los empresarios de la charlatanería y las pseudociencias proliferan como setas en Otoño. Teniendo en cuenta el eterno deseo humano de enfrentarse al envejecimiento, no es de extrañar que nos encontremos con la proliferación de lo que se están dando en llamar “clínicas anti-aging”, así con la palabra envejecimiento en inglés, que suena más sofisticado y chick.

La Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad (¿sí, a que suena guays?) es un grupo de clínicas médicas especializadas en medicina estética y/o charlatanería pseudocientífica a base de supuesta medicina alternativa (que ni es medicina, ni es alternativa). Por supuesto no hay que imaginarse que detrás de este nombre tan rimbombante vaya a haber nada relacionado con ciencia, ni investigación, ni terapias serias que hayan demostrado su eficacia, si no toda una serie de palabrería esotérica y términos pseudocientíficos con los que intentar colar a los incautos la promesa de bienestar, salud y retraso del envejecimiento.

Referencias exóticas y milenarias siempre quedan muy bien

No vamos a entrar a discutir los aspectos relacionados con la medicina estética, claramente fuera del objetivo de este blog, pero es interesante echarle un vistazo al circuito de clínicas antienvejecimiento que proliferan por nuestro país. Bajo nombres tan altisonantes como “Centro Internacional de Avances Médicos” o “Instituto Andaluz de Medicina Antienvejecimiento”, con resonancias a centro médico y de investigación institucional, o más alternativos y esotéricos como “Antiaging Madrid” o “Biosalud”, existen clínicas privadas formadas por médicos que dicen poseer una especialización en tratamientos antienvejecimiento, que normalmente consisten en diplomas autoconcedidos en terapias de muy dudosa (o directamente nula) eficacia.

Así que ya sabe, si le interesa montarse un chiringuito anti-aging, siga los consejos siguientes enumerados en el decálogo de la clínica anti-aging, pero trate por todos los medios que no le entre la risa y permanezca con el rictus inalterado:

(advertencia, cualquier parecido con afirmaciones hechas por clínicas anti-aging en sus webs, no es mera coincidencia.)

1- Escoja un nombre grandilocuente como “Instituto Médico Europeo Antienvejecimiento” o cool tipo “Medicina Biológica Anti-Aging”.

2- Anuncie para quién está destinada su clínica: Para todos aquellos que deseen prolongar su vida activa, mejorando su capacidad física y mental, mejorar su equilibrio interno, liberarse de temibles toxinas y del estrés, restablecer el balance energético, retrasar los signos del envejecimiento y evitar las enfermedades asociadas al mismo y el declive inmunológico, y reforzar las defensas naturales. Todo ello gracias a tratamientos personalizados que integren todos los parámetros biofísicos, energéticos y emocionales individuales, basados en las más avanzadas técnicas de la medicina anti-aging y los métodos naturales. Por supuesto no estará de más hacer referencia a la Medicina Tradicional China, la Ayurvédica Hindú y la Tibetana. Que éstas se empleen en sitios donde la gente se muere más y más pronto no será problema; cuenta el espíritu, no la eficacia.

"Encantados de cobrarle"

3- Establezca claros sus principios, que no pueden ser otros que: Estudiar al individuo desde una perspectiva global, holística, estableciendo un diagnóstico único y personalizado que trate el cuerpo humano como un todo, teniendo en cuenta su estado anímico, situación cósmica y balance energético (y solvencia económica, claro).

4- Es clave que repita siempre y en todo lugar que sus métodos están científicamente avalados por los más prestigiosos centros universitarios internacionales y los investigadores que se encuentran en la frontera del conocimiento internacional en las causas y los tratamientos del envejecimiento, aunque todos sus métodos diagnósticos y terapéuticos estén al margen de la ciencia y hasta del sentido común.

Chequeo bioenergético, no sirve para nada, pero tiene una pinta ...

5- Debe presentarse como un equipo interdisciplinar de amplia formación (para ello cree títulos y ¡autoconcédaselos!) desarrollando programas integrales específicos, con el objetivo de mejorar la calidad de vida, eliminar el estrés y los signos del envejecimiento.

6- Ofrezca diagnósticos basados en:

  • – Pruebas biofísicas
  • – Bioaging
  • – Chequeo bioenergético
  • – Test de intolerancias alimentarias (esto está muy de moda, cualquier alimento que se le ocurra puede dar positivo y siempre se le puede culpar de todos los males)
  • – Análisis de la composición corporal
  • – Monitorización de calorías consumidas
  • – Análisis de la edad biológica frente a la cronológica (por supuesto el resultado siempre será negativo en contra de la biológica)
  • – Análisis del desequilibrio biofísico-energético
  • – Análisis de radicales libres para saber el grado de estrés oxidativo
  • – Análisis del potencial antioxidante
  • – Perfil hormonal

7- Enumere las terapias disponibles, malo será que alguna no convenza a algún incauto. Algunos ejemplos a ofrecer:

  • – Suplementación natural (ya sabemos que natural es sinónimo de bueno)
  • – Dietética y nutrición (cuanto más absurda la dieta, más efectiva; y más difícil de realizar y por tanto más fácil encontrar excusa a su falta de eficacia)
  • – Antioxidantes orales (además de los naturales, que serán muy buenos, pero siempre hay que echarles una mano con pastillitas que dan más beneficios)
  • – Suplementos nutracéuticos (palabra muy de moda que quiere decir productos que no han demostrado hacer nada, al menos bueno).
  • – Suplementos hormonales
  • – Autohemoterapia con ozono hiperbárico (¡cómo suena!).
  • – Medicina regenerativa a base de células madre (esto queda muy bien, que sale en el telediario todos los días).
  • – Medicina predictiva y genómica (super-tecnológico)
  • – Medicina ortomolecular
  • – Medicina espagírica, Flores de Bach, sales de Schüssler, o cualquier otra bobada homeopática que se le ocurra
  • – Biorresonancia: explique que todo en la materia viva produce corrientes eléctricas y emite ondas electromagnéticas propias que sirven para diagnosticar las enfermedades y, si se les da la vuelta, para restaurar el “equilibrio biofísico-energético”.
  • – Mesoterapia biológica, fitoterapia, enzimoterapia, oligoterapia, ozonoterapia, sueroterapia, …, invéntese su propia terapia con un nombre chulo seguido de –terapia, sea innovador hombre!

Para presumir, no es necesario sufrir

8- Todas las intervenciones han de anunciarse como inmunoestimulantes, detoxificantes, antiinfecciosas, revitalizadoras, regeneradoras, antioxidantes y, por supuesto, sin efectos secundarios.

9- Por supuesto únase a la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad y asista a sus congresos anuales y a sus cursos. Allí podrá estar a la última de qué es lo que están vendiendo el resto de sus colegas y obtendrá títulos suficientes para empapelar las paredes del despacho de su clínica.

10- No hay diez en este decálogo, qué pasa, la clínica es mía.

Nota al margen: Me gustaría aprovechar la ocasión para recomendar el libro “La homeopatía, ¡vaya timo!” de Víctor-Javier Sanz, y en general toda la sensacional colección “¡Vaya timo!” editada por la editorial Laetoli.

La homeopatía, ¡vaya timo!” de Víctor-Javier Sanz.

ISBN: 978-84-92422-18-0

Actualización: Me recuerda Esther Samper (Shora) del sensacional blog MedTempus, que hace tiempo escribió ella también un “decálogo para crear tu propia medicina alternativa“. ¿Sorprendente similitud entre aquella entrada y ésta? Bueno, quizás no.

28 thoughts on “Cómo montar una clínica “anti-aging”

  1. ¡Muy buen artículo!

    Ahora bien, que sepas que al hablar -entre otras cosas- de células madre, una de esas clínicas se te ha colado en tu publicidad de Google AdSense… Ese podría ser el punto 10, ¿no?😉

  2. Interesante este artículo. Por desgracia últimamente está proliferando como las malas setas, estos charlatanes de feria, que aprovechando en muchas ocasiones la falta de cultura, de conocimiento o la falta de un minuto de reflexión de la gente, para expandir lo que ellos suelen llamar “métodos de última generación” y a veces los nominan “métodos milagrosos”, cosa que a mi personalmente no me encaja la palabra “milagro” dentro del mundo de la ciencia ni de la medicina. Dichos “métodos” están (según ellos) avalados por estudios (que casualidad) hechos en universidades extranjeras que si se te da por introducir en google su nombre, como respuesta tienes unas páginas muy interactivas, pero nada científicas y por supuesto de universidades nada de nada. Pero lo que más me llama la atención es la pasividad de las instituciones y organismos oficiales, que no hacen absolutamente nada para intentar frenar este fenómeno, y de la cantidad de gente que se presta como conejillos de indias. A lo mejor, la comunidad científica esta equivocada, y lo que hay que hacer es fomentar este tipo de “clinicas”, con métodos muy parecidos trasladados en el tiempo, a los aplicados por los sioux, y por supuesto después como refuerzo del “tratamiento milagroso” rezar un par de padre nuestros.

    • Gracias Joaquín por tu comentario. Totalmente de acuerdo en lo que dices.
      Con respecto a la “pasividad de instituciones y organismos oficiales” sí, es realmente deprimente que los responsables de velar por nuestra salud y seguridad no estén dispuestos a mover un sólo dedo en contra de estas estafas. Del mismo modo que tampoco se actúa frente a los charlatanes vende-pastillas y demás. Es muy curioso que los “alternativos” defiendan su libertad para actuar como les venga en gana y acusen a las farmacéuticas de mafiosas, cuando para poner en el mercado un medicamento una farmacéutica tiene que pasar por un largo camino de experimentación y toda una serie de pruebas que demuestren de forma independiente y rigurosa su efectividad y seguridad (y aún así a veces el sistema falla), mientras que ellos pueden vender agua con una etiqueta diciendo que cura enfermedades y nadie se atreve a enfrentarse a sus engaños.

  3. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Con los tiempos de crisis económica que corren, uno debe agudizar el ingenio para encontrar su oportunidad de desarrollo económico y laboral. Por eso, es en tiempos de crisis cuando los empresarios de la charlatanería y las p…..

  4. Un poco de autocrítica tampoco iría mal. Cuando los médicos tengan tiempo suficiente de escuchar, palpar y sentir a su paciente, no proliferarán curanderos que cubran este hueco.

    • Totalmente de acuerdo en que una mayor atención personalizada al paciente es fundamental. Y más llena de compresión y afecto también. Incluso aún así, discrepo de que eso hiciese desaparecer a los curanderos y charlatanes que prometen curaciones milagrosas con palabrería, especialmente a aquellos que se encuentran en situaciones desesperadas o para cuestiones para las que no tenemos aún respuesta y son ansiadas por mucha gente, como la eterna juventud por ejemplo.
      Gracias por el aporte!
      Manuel

  5. ¡No salgo de mi asombro ante tanta sabiduría! Antes que nada, me gustaría decir que me considero una persona bastante culta. No vamos a entrar en detalle. Puesto que yo desconozco su formación, vamos a obviar la mía.
    Durante dos años peregriné por diferentes consultas de los mejores especialistas de mi ciudad y de otras. Gasté mucho dinero (aunque supongo que la medicina convencional no es un negocio) y encontré de todo: buenos y malos profesionales (algunos bastante inútiles, la verdad). Finalmente, tuve la suerte de dar con una clínica de medicina biológica, que por cierto, para nada está regentada por una curandera. Cualquiera que se informe mínimamente comprobará que en las clínicas anti-aging trabajan médicos con las mismas ganas de ganar dinero que el resto, pero mejor formados. Me hizo algunas de las pruebas que usted cita en su contrastado artículo, que en efecto fueron caras… carísimas… y mejoré. Los suplementos nutricionales forman parte de mi vida, pero son mucho menos dañinos que los antiinflamatorios al uso, de modo que estoy feliz. Feliz de que cuando voy a la consulta me traten como a una persona, feliz de que me concedan el tiempo que me merezco, feliz de que contemplen el efecto que tiene el estrés en mi salud (porque es evidente que lo tiene)… Feliz y agradecida.
    Imagino que usted pensará que yo y el resto de personas que acudimos a estas clínicas somos ignorantes que mejoran gracias al efecto placebo (como si los porcentajes de éxito del placebo en los medicamentos que usted defiende no fueran altos). Personalmente a mí, su opinión me produce tristeza. Hablar con tanta seguridad y prepotencia sobre algo que se desconoce, sí es ignorante. Cualquier cosa que me ayude es bienvenida. La diferencia entre ambos, es que yo si he experimentado ambos lados de la medicina y me quedo con lo bueno de cada uno, usted habla desde su lado y ni siquiera se ha tomado la molestia de entender aquello que cuestiona.

    • Hola 21042007 y gracias por el comentario. Siento que enfrentarse a la realidad le resulte doloroso y que conocer que es víctima de una estafa le lleve a reaccionar en contra de quien revela dicho timo. Dice ser una persona “bastante culta” (calificación que me resulta extraña, la verdad) y prescinde de aclarar cuál es su formación escudándose en que desconoce la mía. Le sugiero se pase por la página de este mismo blog en la que se detalla someramente mi trayectoria. No le pido a usted que desvele su formación porque es irrelevante.
      Dice haber recurrido a una clínica de medicina biológica, que por definición es una clínica médica regentada por médicos sin escrúpulos dispuestos a sacarle el dinero, o que en algún momento se han creído los bulos que les han contado y están convencidos de tener poderes mágicos. Si usted gasta mucho dinero en ellos para sentirse bien está en su derecho. Personalmente creo que si destinase todo ese dinero en ayudar a los demás quizás se sintiese igual de bien y además ayudaba a gente que de verdad lo necesita y no a magos iluminados. Pero es muy libre de financiar a charlatanes, por supuesto.
      En ningún momento he dicho yo que las personas que caen en estos engaños sean ignorantes que mejoran por el efecto placebo. Creo que ser víctima de estafadores ya es estigma suficiente. Aclararle que el efecto placebo es tenido en cuenta en los ensayos clínicos con medicamentos, los de verdad, los que deben demostrar de manera clara e independiente que funcionan. Y deben hacerlo por encima del placebo y por encima de la mejor intervención terapéutica actualmente existente. No es que yo los defienda o deje de defender, que no tengo el más mínimo interés que esperar que se desarrollen libres de engaños o manipulaciones para que se garantice que poseen un beneficio terapéutico.
      Siento que le produzca tristeza que desvele la falsedad de las intervenciones que tanto dinero le cuestan y que le sientan tan bien. Los engaños que muestro son tan burdos y evidentes, que basta observarlos sin prejuicios y sin tener puestas todas las esperanzas en ellos, algo a lo que una situación desesperada de enfermedad puede empujarnos.
      Un saludo,
      Manuel

      • Padezco una miopatia mitocondrial y he pasado años por los circuitos de la medicina tradicional, tanto pública como privada.

        Mi experiencia es que simplemente hay sitios donde la medicina tradicional es incapaz de llegar: Es infalible para el diagnóstico. Es infalible para el tratamiento de enfermedades y síntomas concretos, pero es absolutamente inútil para mejorar la calidad de vida en enfermedades como la mía, sistémicas, con multitud de síntomas sub-clínicos (salvo la ptosis y la visión doble) y donde “no hay nada que tratar”.

        Cuando le digo a los médicos que me siento mejor comiendo menos carbohidratos por la mañana, que me siento peor si monto demasiado tiempo en bici, que vuelvo a mejorar si mantengo la dosis de la CoQ10 que no me han querido recetar por encima de 200mg/día, que el stress laboral me empeora la ptosis y este tipo de “anécdotas”, todos – sin excepción – me miran con cara rara. La realidad, sin embargo, es que mi vida ha cambiado de forma radical con este tipo de cosas “alternativas”.

        Leer este artículo me resulta sorprendente por su prepotencia. He revisado sus credenciales y todavía me sorprendo más cuando veo que es un investigador, y que es probable que su experiencia clínica sea nula.

        No será yo quien defienda las clínicas anti-aging – nunca he pisado ninguna – pero el desprecio que muestra en este artículo merecía este comentario.

        Y no olvide que sinvergüenzas los hay en todos lados. Sólo tiene que mirar a su alrededor y reflexionar sobre cuantos de los artículos que publican sus colegas son pura ciencia ficción, no reproducibles o directamente con datos fabricados. Ya sabe el dicho, “soy lo que publico”.

      • Gracias por tu comentario Luís.
        Siento que esta entrada te parezca prepotente. Sinceramente a mi no me lo parece. Mi intención al redactar esta entrada era ser irónico como forma de ser crítico hacia la proliferación de clínicas que pretenden hacer negocio del deseo de juventud de la gente, engatusándoles con palabrería y pseudomedicina. Por ello, por favor, indícame qué partes te parece que muestran prepotencia para que sea consciente de ello.
        Entiendo que sufriendo una miopatía mitocondrial estés desencantado de la capacidad curativa de la medicina (tradicional? No entiendo porqué la denominas así. Eso suena a la de las abuelas o a la de los chamanes de alguna tribu?!). Las miopatías mitocondriales son un conjunto complejo de enfermedades raras que producen multitud de síntomas y que no tienen en la actualidad curación. Lo mismo ocurre con otras enfermedades raras con orígenes diversos, con muchos síntomas, … pero también con enfermedades mucho más concretas para las cuales tampoco poseemos en la actualidad tratamientos eficaces. Por eso tu comentario de que la medicina (tradicional?) es incapaz de llegar a todas partes es una verdad desgraciadamente evidente para muchos.
        Tus comentarios sobre lo que tú mismo observas en tu enfermedad me parecen lógicos, y cuando dices que los médicos te miran con cara rara, pues imagino que se deberá a incomprensión de esos médicos. Pero no entiendo entonces tu comentario de que tu vida ha cambiado de forma radical con cosas “alternativas”, ¿a qué te refieres?
        Volviendo a tu comentario sobre esta entrada, dices que te sorprendes de ver que soy un investigador sin experiencia clínica. ¿Realmente crees necesario tener un perfil clínico para criticar las sandeces que se critican en esta entrada? Todo lo que se critica ahí constituye un absurdo y demencial ejemplo de engaño tolerado practicado por muchas clínicas privadas para sacar el dinero a la gente. Es bastante obvio y fácil de desmontar, sin ni siquiera requerir de una titulación especializada. Las prácticas que se enumeran carecen del más mínimo respaldo de evidencias científicas o clínicas.
        Y con respecto a tu comentario final, por supuesto, estoy totalmente de acuerdo. Pero señalar eso para responder a la crítica a las clínicas de pseudomedicina anti-envejecimiento es un “y otros también engañan” que no justifica nada. Por supuesto que hay sinvergüenzas en todas partes. Y si uno señala a los que lo son con descaro y desfachatez y se aprovechan de la gente, no puede recibir como respuesta que otros también lo son.
        Un saludo y ánimo con la enfermedad!
        Manuel

      • Hola Manuel,

        Gracias por tu respuesta.

        Utilizaba “tradicional” en el sentido de “clásica”, en ningún caso peyorativo. Mi padre es médico.

        La prepotencia del artículo la veo en frases como “La Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad (¿sí, a que suena guays?) “; no suena menos guay que la “La sociedad Española de oncología radioterápica”, que seguro que esta formada por gente muy seria.

        También la referencia algo despectiva a la medicinas orientales “por supuesto no estará de más hacer referencia a la Medicina Tradicional China, la Ayurvédica Hindú y la Tibetana” me parece fuera de lugar. El Doctor Wallace, máxima autoridad mundial es investigación mitocondrial escribía un artículo hace años [1] donde venía a proponer una fusión de la medicina occidental con la oriental. El último párrafo es revelador

        “Perhaps, then, a systematic survey of Asian herbal medications using a variety of mitochondrial functional readouts may reveal previously unrecognized mitochondrial pathways and new therapeutic strategies to manipulate them. These could then be applied to treating the common age-related diseases. If this strategy proves successful, then it may have been prescient that a major concept in the parlance of traditional Asian medicine is “chi,” which loosely translates as “vital force or energy.”

        Seguro que tampoco se te escapa que existen multitud de estudios que analizan las bases bioquímicas que hay detrás de, por ejemplo, el concepto de “Yang-invigoration” [2], que no es otra que un aumento de la producción de ATP en las mitocondrias mediada por un puñado de hierbas Chinas. Otra de las cosas “raras” que tomo es una mezcla de Ginseng y Astragalus, y lo cierto es que también funciona muy bien para los días de fatiga que tengo de vez en cuando (se han reducido a 1-3 al mes cuando antes eran prácticamente semanales)

        Pero lo cierto es que he querido volver a comentar el post para que no parezca que estoy en contra de tí, de la medicina clásica o de la investigación básica; muy al contrario: En estos años me he estado escribiendo con relativa frecuencia con investigadores de las mitocondrias y todos ellos han mostrado una calidad humana excepcional.

        Gracias por los ánimos; no me quejo. La miopatía me está tratando bien, dadas las circunstancias.

        Un saludo,
        Luis

        [1] http://www.genetics.org/content/179/2/727.full

        [2] http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0165614703003420

      • Gracias de nuevo por tus comentarios Luís.
        Insisto, mi intención con esta entrada era darle un tono irónico. Desde su título se puede ver que la idea es hacer una parodia de las clínicas de pseudomedicina que proliferan por una moda concreta, la de los presuntos tratamientos anti envejecimiento. Todas estas clínicas utilizan estrategias similares que son las que critico. Desde darse nombres rimbombantes que no tienen nada detrás, hasta hablar de medicinas orientales por el mero hecho de que están de moda, u ofrecer terapias ridículas y sin sustento.
        Por ejemplo, agruparse bajo un nombre que suena a Sociedad Médica seria le da prestigio y desde luego te puedo asegurar que detrás no existe la misma seriedad, el mismo trabajo, la misma base que en la Sociedad de oncología radioterápica. Eso, es motivo de burla a mi entender.
        Por ejemplo, hacer constante referencia a medicinas orientales ancestrales es un truco burdo al que recurren constantemente estas clínicas de manera falaz, y eso es risible. Nada tiene eso que ver con lo que mencionas. Pero no es que lo diga un señor con prestigio científico, es que puedes comprobar que las farmacéuticas (todas ellas malvadas) han usado y usan como base de sus búsquedas de nuevas sustancias con propiedades farmacológicas los compendios de hierbas y demás productos empleados en medicinas de este tipo. El astrágalo que comentas sirvió para el desarrollo inicial de compuestos anti envejecimiento, aunque eso no tiene que ver con su uso en medicina china. Pero que no despreciemos el conocimiento acumulado por la experiencia de sustancias naturales no está para nada relacionado con que critiquemos que un señor monte un chiringuito y ponga en el cartel que emplea medicina ayurvédica para prolongar tu longevidad. En serio crees que es lo mismo? Ves prepotente señalar que hay gente que está engañando y aprovechándose de personas que buscan rejuvenecer y ansían volver a sentirse jóvenes?
        Otro ejemplo similar al anterior. No existen terapias basadas en células madre para rejuvenecer y menos en clínicas a pie de calle como estas. Criticarlo no es criticar el potencial que las terapias celulares puedan tener. No me saques a una autoridad en terapia celular diciendo que son el futuro, ya lo sé. Pero no te creas al que monta una clínica y dice con toda la desfachatez que usa células madre para rejuvenecerte. Te aseguro que hay mucha gente desesperada que recurre a ellos.
        Espero de nuevo haber aclarado cuál era mi intención con esta entrada y que comprendas que se trata de una crítica hacia lo que a mi entender es una vergonzosa práctica de algunos médicos que no dudan en recurrir a la charlatanería para ganar dinero.
        Un saludo,
        Manuel

  6. No deja de ser cierto que en el mundo de la Medicina Estetica y del Envejecimiento existen, como en todos lados, gentes inescrupulosas que venden el agua de la fuente como una pócima milagrosa.Pero generalizar conduce peligrosamente a esa área oscura de los prejuicios y el fanatismo que en este caso, a mí me resulta dificil de aceptar pues leo que tú eres un investigador dedicado entre otros temas a la SENESCENCIA. Entonces debes saber que, de acuerdo a ese viejo axioma de que no hay enfermedades sino enfermos, hay pacientes que se benefician notablemente de tratamientos sustitutivos hormonales, que el reemplazo de Calcio y Vit D es una realidad diaria en la prevención de la osteoporosis, que las células madre que mencionas con desfachatez y que has investigado son un claro avance y potencial cura futura en terribles patologías que padecemos, que el manejo integral de la obesidad es mas que necesario para controlar esta epidemia moderna y que muchos serios tratamientos de estética mejoran situaciones de autoestima ligadas a depresión clínica. Del estrés oxidativo no te hablo porque lo conoces perfectamente. Tambien te diría que en la universidad que te graduaste existe una clínica del envejecimiento llevada por catedráticos e investigadores de prestigio.Pero sé que sabes todo esto y mucho mas. No hablo por mí, que soy médico, especialista y doctor en ciencias pero no del terreno que nos ocupa. Hablo por colegas (médicos) experimentados que hacen un trabajo valioso y muy ético en el area del envejecimiento. Creo que tu posting,al que tienes todo tu derecho, les hace un flaco favor. Pero no me extraña porque este mundo del blogging ha heredado muy rápido las malas artes del periodismo amarillista donde todo vale para llamar la atención y obtener un comentario. A lo Telecinco y GH, vamos. En mi caso, lo has logrado. Peligroso cuando esa opinión tipo libretazo viene de alguien con calificaciones.

    • Gracias por su comentario doctorphrenos. Lamento que esté usted tan descontento con el contenido de este blog, aunque si me permite, no tengo claro qué es lo que le molesta tanto. Atendiendo a algunos de los puntos concretos que menciona en su comentario, no digo que no existan algunos pacientes (muy pocos) que se beneficien de la terapia hormonal sustitutoria, o del calcio y vitamina D. ¿En dónde he dicho yo lo contrario? ¿Qué tiene eso que ver con los temas tratados aquí? Dice que menciono con “desfachatez” a las células madre (?!?!?!). Y me podría indicar por favor dónde. Soy el primero en decir que las terapias con células madre han generado enormes expectativas y suponen una enorme promesa de futuras terapias efectivas. Claro, que soy muy cuidadoso al mismo tiempo de dejar claro que dichas terapias aún son experimentales o no pasan de una promesa, pese a todas esas clínicas pirata que no tienen escrúpulos en anunciar supuestas terapias basadas en células madre. Bueno, no lo digo yo, lo dice la sociedad internacional para la investigación con células madre (ISSCR), máxima autoridad científica mundial al respecto. Por supuesto tampoco habrá visto usted ningún sitio en este blog en el que se haya cuestionado el manejo integral de la obesidad (?!). Y menciona usted una clínica del envejecimiento llevada por “catedráticos e investigadores de prestigio” en la UAM. Siento desconocer la existencia de dicha clínica, pero seguro que usted podrá aportar datos y permitirnos conocerla. Pero eso es irrelevante, yo no he puesto en duda la existencia de profesionales que realizan un trabajo valioso y ético en el área del envejecimiento. Lo que he puesto de manifiesto es la existencia de muchos charlatanes sin escrúpulos que se aprovechan de su palabrería y de la ingenuidad de la gente para estafarles con la promesa de una eterna juventud falsa.
      De nuevo, siento que mis posts le parezcan amarillos. Desde luego nunca hubiese sospechado que nadie pudiera considerar sensacionalista mi blog, ni que se me pudiera acusar de buscar llamar la atención y obtener comentarios. Comparar un blog sobre investigación biomédica del envejecimiento en el que se tratan de analizar las causas moleculares de dicho proceso con Telecinco o Gran Hermano, ¡¿quizás sea exagerar un poco?!
      Estaré encantado de atender comentarios de crítica concretos, porque este comentario suyo tan genérico me deja perplejo.
      Un saludo,
      Manuel

      • Estimado Doctor Manuel: Gracias por su respuesta. Nunca dije que estaba descontento o molesto…ni lo estoy..solo te expresé mi opinión que aun mantengo. Como tu blog está dedicado a la investigación biomédica del envejecimiento y no a la discusión banal y egotística de supuestas eminentes opiniones doctoradas y personalizadas,pues lo dejo aqui. No me interesa discutir, pues como decía Jorge Luis Borges “Feliz el que no insiste en tener razón, porque nadie la tiene o todos la tienen”. y cuando necesito información sobre temas científicos acudo a las publicaciones pertinentes y actualizadas sobre investigación que han pasado los controles de calidad y validación requeridos. Peace on earth!

  7. HOLA REALMENTE LA MEDICINA ESTETICA ES UN TEMA POLEMICO Y SOMETIDO A DISCUSIONES SERIAS AUN CON ELLO QUIERO MANIFESTAR QUE NO ES UN SOLO CURSO O UN DIPLOMADO LO QUE SE TOMA, ACTUALMENTE ESTOY PO INGRESAR AL DOCTORADO EN LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA EN QX COSMETICA Y REALIZE LA MAESTRIA DE MED. ESTETICA EN MEXICO…. ME SIENTO CONTENTA CON MIS CONOCIMIENTOS Y PARA NADA CREO Q ESTO SEA CURANDERISMO!!!

    • Gracias por el comentario Michell (lo de Dra resérvalo mejor para cuando obtengas el titulo, no?). Nunca dije, o al menos no tuve esa intención, que la medicina estética sea curanderismo. No tengo absolutamente nada que decir al respecto y si he dado esa impresión lo siento.
      Un saludo,
      Manuel

  8. Buenos días a todos y todas…. Estimado señor, lamentablemente estoy muy de acuerdo con usted en muchas de sus afirmaciones, pero me parece un poco exagerado colocarlas a todas en un mismo nicho, ya que en lo personal le puedo demostrar (medicamente hablando)que mucha de esa “Pseudociencia” si tiene sus efectos muy efectivos, demostrables y repetitivos… ¿Qué actualmente pudiésemos decir que se trata de: “Medicina basada en evidencia”?, pues si tal vez, pero le puedo asegurar que muchos de los procedimientos que actualmente realizamos, dan sus frutos “Científicamente hablando”… Para muestra un botón: Trate de averiguar un poco en relación al uso y efectos médicos del OZONO (“Ozonoterapia”) o al uso y efectos médicos de las Cámaras hiperbáricas, entre otras cuantas…. Gracias.

    • Buenos días Ciro y Cira. Abundando en mi respuesta a su otro comentario, lo que funciona de manera demostrable no es complementario ni alternativo, es medicina. Toda la basura que se menciona no tiene ningún sentido, es absurdo, va en contra de cualquier lógica y conocimiento; pero es que además, NO funciona. Y no basta con que uno quiera pensar que funciona o se deje convencer por un charlatán (o charlatana). Ni ozono, ni cámaras hiperbáricas, ni agua de mar, ni oxígeno por vía rectal. Un saludo.

  9. En lo personal pienso que este es un tema bastante escabroso y donde hay mucha tela que cortar… Prefiero dirigirme ante su tema en desarrollo, como: “Medicina complementaria”, (ya que estoy convencido que ambas se complementan)… En fin, lo que quiero acotar es lo siguiente: Si, es verdad y comparto su comentario y preocupación en lo que usted llama: “Pseudociencia” , y se que hay muchos médicos inescrupulosos detrás de esto, y que no todo lo que brilla es oro en este campo, todo eso lo entiendo y lo acepto, pero créame que no todo es así… Si hay procedimientos y técnicas que cumplen sus cometidos medicamente hablando… Finalmente diría: “Apoyo a todo aquello que brinde bienestar al ser humano, pero que no este en detrimento de su integridad ni del medio que lo rodea”… Gracias.

    • Gracias por tu comentario Ciro. No entiendo muy bien cuando dices que prefieres denominar a todo esto “medicina complementaria”, complementaria a qué? y qué aporta, qué complementa? Cuando una técnica o procedimiento funciona, se le llama medicina, así, a secas, sin apellidos. Por eso por definición, toda medicina con apellidos lo que quiere decir es que no funciona y requiere de credulidad para su aceptación. Y todo aquello que no funciona y se intenta hacer pasar por válido y útil, va en detrimento de la salud y bienestar. Un saludo.

  10. Mi estimado amigo, por la seguridad de sus comentarios pareciera el dueño de la verdad absoluta..¡¡¡… Si me permite quisiera conocer su pensamiento en relación a la “MEDICINA” (sin apellido) que usted considera como “CIENTIFICA”, (y que por sus comentarios, parece que no necesita de nada)… ¿Tiene usted un conocimiento aproximado de cuantos pacientes “CURAN” los Cardiólogos, los Endocrinólogos, los Neurólogos, los Reumatólogos, los Inmunólogos, los Oncólogos, entre otros.? … Pues permitame decirle que es un número bastante reducido de pacientes (si es que lo logran), lo cual es contrastante con “tanta ciencia junta”…. Si me permite unos pensamientos al margen: “Necio es el que haciendo siempre lo mismo espera conseguir resultados diferentes”… Albert Einstein…… “¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”…Albert Einstein….. Un saludo.

    • Estimado Ciro, primero de todo quisiera llamarle la atención por el tono de su comentario. Entenderá usted que este es un blog personal y no me apetece, como autor del mismo, recibir comentarios que empleen un tono desagradable.
      No me creo dueño de la verdad absoluta porque dicha verdad no existe; pero ignoro cuáles son los comentarios a los que hace referencia, aunque imagino que se tratará de aquellos que estén en contra de “sus” verdades absolutas.
      Me pregunta por mi opinión sobre la medicina “sin apellidos”. Es que la medicina no necesita apellidos. Y pone en duda la denominación “científica”. Es que considero, como muchos otros, que la medicina debe ser científica porque necesita basarse en pruebas. De lo contrario, hablamos de creencias y opiniones, nada útiles para resolver problemas reales y de imposible análisis. No sé de dónde saca usted que yo opine que la medicina no necesita de nada (?!). Necesita de ciencia, conocimiento, … y de inversión, claro. Imagino que usted sugiere que necesita de vudú, magia, unicornios, hadas, duendes, …
      Mi conocimiento no es aproximado, es exacto, sobre el número de pacientes curados por la medicina. Exactamente se curan todos los que lo hacen. Y no se crea que son pocos. De hecho la medicina es en gran parte responsable de que nuestra expectativa de vida media sea de mas del doble que hace un siglo. Nada, un pequeño detalle. Imagino por su comentario que usted es defensor de cualquier patraña disfrazada con nombre esotérico y que incluya el termino medicina. Sabe cuantos pacientes ha curado esa “medicina”? Se lo digo yo, cero! Y no puede decirme que no es así, porque o tiene pruebas o está simplemente vendiendo humo. Y si tiene pruebas, tiene que demostrarlo. Y si lo consigue y nos convence utilizando herramientas universales y reproducibles habrá hecho ciencia. Y entonces amigo mío, su conocimiento será parte de la medicina.
      Intuyo que mantiene usted el típico discurso del ignorante intelectualmente pobre que intenta defender las típicas mamarrachadas de que la medicina no cura, es prepotente, ignora otros conocimientos alternativos y demás sandeces pseudo intelectuales mientras en muchas partes del mundo hay gente que se esfuerza desde un punto de vista intelectualmente honesto y riguroso, sometiendo todo su trabajo a prueba constante y a un método universal e imparcial de generación de conocimiento que nos permite acercarnos a la realidad y a la naturaleza, que denominamos ciencia y que nos ha situado en la posición en la que nos encontramos y con los logros obtenidos, ademas de ofrecernos una perspectiva de futuro esperanzadora.
      Si me permite unos pensamientos al margen, sea solo un poquito riguroso consigo mismo, si es que esta capacitado para ello, y analice sus ideas, si es que eso no le resulta insoportable.
      Un saludo!

  11. tienes un gran porcentaje de razon, pero tambien, con la presencia de la obesidad como sindrome metabolico..que puede condicionar la posibilidad de no llegar a la vejez…hoy llegar a la vejez es un milagro…quizas pormarketing,,y sobretodo a veces con charlateneria ..se venden productos no beneficiosos…pero es posible llegar a una vejez, con los adeucados cuidados de salud..no prevenirla..sino una vejez feliz, y con buena presentacion….hay que felicitar esos centros si existen..o hay que motivarlos hacia esa meta..no cree..en cuanto su opinion a la medicina homeopatica..por solo la presencia de un libro….espero mas aportes cientificos, que es uncharlataneria..la medicina homeopatica no es charlateneria…SINO LOS MEDICOS QUE LA TOMAN PARA ENGAÑAR A SUS PACIENTES…

    • Bueno Ernesto, eso de que “hoy” llegar a la vejez es un milagro … Es cada vez menos un milagro, como lo demuestran los números. Nunca antes en la historia de la humanidad se vivió tanto tiempo y en tan buena salud. Prácticamente duplicamos la expectativa de vida en 100 años, no está mal.
      No entiendo cuando dices que mi opinión sobre la homeopatía se basa en un libro (?!). Mi opinión sobre la homeopatía es la misma que sobre la existencia de caballos alados o duendes del bosque, solo que esto es más grave porque afecta a la salud de las personas y supone una estafa de dinero y un abuso de la confianza de los enfermos.
      Un saludo,
      Manuel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s